Subscribe:

abril 03, 2014

Guía práctica de traducción audiovisual inglés-español...

¿Quién pone los títulos en castellano a las películas? Puede que un día te toque a ti y Shakira te ayuda con ello.

Una de las grandes incógnitas de la historia de la humanidad hispano-parlante siempre ha sido quién demonios hace las traducciones inglés-español de los productos audiovisuales, que se lanzan en nuestro país. Si de nosotros dependiera la respuesta, diríamos que de ello siempre se ha encargado LaChayio.

Más allá de lo que nosotros pensemos, la razón del lanzamiento de esta ‘Guía práctica de traducción audiovisual inglés-español’ es la publicación en nuestra lengua mater de una de las últimas canciones de Shakira, ‘Can’t Remember To Forget You’ (en la que en la versión original comparte retozamiento con Rihanna Y EN LA NUESTRA NO).

La base de nuestra forma de traducción a grandes rasgos es esta:


Como podéis observar, el mecanismo es más o menos el mismo que cuando te encuentras en una discoteca: Te ponen una canción de la que sólo te sabes el estribillo y ¿qué haces para rellenar el resto? Te inventas cada verso imitando el sonido final de cada palabra y lo das todo en la parte central del producto musical. Y quedas como un señor. 
Para aclarar esto, vayamos por pasos, porque en cualquier momento os puede llegar una carta requiriendo vuestros servicios de traductor oficial del reino como quien la recibe para constituir mesa electoral un domingo a las ocho de la mañana.

::1 PONTE DELANTE DE LO QUE VAYAS A TRADUCIR 
Esto es fácil. Llegas y pum, te pones delante. De pie o sentado, como estés más cómodo, me da igual.

::2 NO HACE FALTA VER/ESCUCHAR TODO EL PRODUCTO PARA TRADUCIRLO
Si es una película a la que tienes que poner título en español, con ver el trailer en versión original es suficiente. Por ejemplo, si estás delante de una cinta titulada ‘The Sound of Music’, miras el resumen y ¿qué ves? En España vieron ‘Sonrisas y lágrimas’ y en Latinoamérica, ‘La novicia rebelde’. De lo que se trata es de poner en situación, luego cada uno que se monte su película.

*Nota: en el caso de una canción funciona más o menos igual, sólo hay que ver el vídeo e inventarse muchos títulos seguidos hasta llegar al estribillo, que es la parte que nos sabemos (ver imagen de la letra de ‘Can’t Remember To Forget You’ – ‘Nunca me acuerdo de olvidarte’). Lo importante es mantener la esencia, no ser literal.

::3 NO HACE FALTA ENTENDER LO QUE DICEN
Una imagen vale más que mil palabras, ¿no? Transmite lo que veas de forma clara y concisa. No importa que no coincida con el título original. “Ah, y ¿qué pasa cuando nos encontramos con una canción? Ahí no hay imagen...". Google traslator y retoca lo que no se entienda.

::4 GOOGLE TRASLATOR
Es la vía fácil, si no, ¿de qué íbamos a derrochar tanta creatividad audiovisual, audio y visual? ¿Para qué creen que se inventó Google esta heramienta, sólo para escribir mails a los yankees? Ay, pringados, que no ven más allá de vuestras narices.

::5 PUEDE SER QUE SEPAS INGLÉS
Si te manejas con términos anglosajones, todo es más sencillo, aunque menos divertido, y posiblemente la mitad de la población española no te entienda. Por ejemplo, imagina que ‘duro de matar’ la hubieran traducido literalmente: ‘Muere duro’ (‘Die hard’) (La jungla de cristal para españa). No tiene mucho sentido, porque el protagonista ni siquiera muere, de hecho, tiene cinco películas en la jungla esa. Puede que en América esto tuviera un trasfondo, pero en España y latinoamerica no,menos en el paisito este donde habitamos. Hablemos nuestro propio idioma, por favor.

0 comentarios:

Publicar un comentario