Ir al contenido principal

Entradas

Bajo las estrellas del desierto...

Y es que se molestó porque se dio cuenta que no iba aceptar a nadie más como la aceptó a Ella... Y esto dolió mucho más que mil cortes. Fue rudo porque los celos y remordimiento le invadieron y no sabía cómo actuar, pidió odio porque no quería seguir haciendo más daño a la flor que prometió cuidar...

Quiso salir corriendo de ese lugar más no podía, mil toneladas de culpa lo mantuvieron sujeto a esa silla. Todos los gritos contenidos reventaron en una vorágine de sensaciones. Demostró lo único para lo que es realmente bueno, le hizo daño a su amada flor una vez más.

Y al final no hubo nada más que vacío, vacío e ira hacia la nada. Pero a pesar de todo fue feliz... 


Fue feliz, porque ella estaba feliz.
Entradas recientes

Don't Starve for Love...

Esta tarde conectando puntos, pensaba que en mi vida he tratado de hacer dos cosas: decir la verdad y no herir a nadie. Pero nunca he podido hacer ambas cosas a la vez. También esta tarde, alguien o algo me ha hecho recordar una frase de Paul Valery: “Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: "el fuego, la humedad, los animales, el tiempo, y su propio contenido”.

A veces te encuentras en ruinas en casi todos los aspectos de tu vida, y encima, si miras alrededor, a todo el mundo le va mejor que a ti.  La auténtica verdad es que nadie es tan guapo, tan alto y tan delgado como en sus fotos de Instagram, pero tú estás en un bache lleno de barro y ellos cruzan la ruta 66, sonriendo con el cabello al viento mientras de fondo suena “San Francisco” de Scott McKenzie.

Y así todo el rato, con promesas frágiles como tartas que se desmoronan ante el egoísmo de una nueva vida. Miles de horas perdidas en nuestras memorias, desplazadas en segundos por la novedad. Tiene gracia, y, si al…

I'm Fed up 1.0

Borras las canciones que te recuerdan a ella, las 1101 fotos de ellas que guardabas en el móvil, las borras porque ya no quieres despertar o dormirte pensando en ella, eliminas los mensajes, su numero telefónico ya no lo guardas como el único apodo en toda tu agenda telefónica y lo renombras con su nombre y nada más.

Aquellos whatsapps desaparecen, te buscas la forma de ya no ser el primero en dar un like a sus fotos, esos dibujos que creaste en una carpeta protegida por contraseña en tu memoria desaparecen. Intentas eliminar su huella, su sonrisa, las lágrimas, las noches, los días, vuestros recuerdos juntos, tus recuerdos con ella.

Mis miedos, sus miedos, sus sueños, mis sueños, nuestro olor. La colección de recuerdos "Grandes Exitos" se rompe y se hace añicos; Te cortas con uno de los pedazos. Lames la sangre y te sabe a Blossom de Jimmy Choo.  El final, el principio, el medio. Su historia, tu leyenda, vuestro desenlace.

Ninguna tormenta dura toda la noche, pero no todos …

Un motivo para... (dime tú)

No importa cuando leas esto, lo que importa es que sepas que te quiero; me importa que sepas que a pesar de las diferencias, de lo que dices o demuestras, fuiste alguien esencial en mi vida; que entiendas que así se interponga la distancia, el tiempo, que así lleguen personas nuevas a mi vida, a tu vida… siempre estarás primero; quiero que sepas que cuando te dije “para siempre” no hablaba jugando, que mis promesas  jamás fueron en vano, que así hayas cambiado sigues ocupando el mismo lugar en mi vida desde siempre; tal vez yo ya no importe nada para ti, quizás ya no hago parte de tu vida o no encaje en ella, tal vez jamás valores lo que hice, pero sin embargo aunque no lo quiera... por dentro aún seguiré aquí, aquí para ti, aquí para ayudarte a levantar cuando hayas caído, aquí, aquí esperando… 
No importa cuando leas esto; no me resentiré si nunca lo haces, sólo quiero que sepas que a pesar de todo, lo que me importa es tu felicidad… ♥
Te quiero, Te extraño, Te necesito… Te amo, te am…

Yo, también tuve miedo... y Tú, no querías estar ahí...

Estoy pensando que quien, en medio de un desastre, es feliz?!?! jajaja Vaya paradoja. 

Todo se derrumba a mi alrededor. Todo se cae y se reconstruye. Todo se ve terremoteado y a la vez recién construido. Es así, un dia estas joyero porque estas segurisimo de lo que quieres y a quien quieres y lo que no. Al dia siguiente, tu mundo da una revolución espontanea del lado contrario y ADIÓS SUEÑOS! Adiós paz, Adios seguridad. Pero... extrañamente...te sentis feliz.
Y si, hay miedo, pues porque es complicado. Por un lado el angelito te dice "ta ta ta ta TA!" y por el otro el diablito te dice "Eso que viste no esta bien", y el angelito dice "blablablablahh"- a lo cual el diablito te dice: "Olvídalo, nunca fué como querías" y claro- como te apendejas, ¡¡¡¡al diablo con el ángel y la vida que deseabas!!!
Entre mas le doy vueltas me doy cuenta que no quiero darle mas vueltas. Que dan ganas de ser racional y que dan ganas de haberle dado un sarpazo en la jeta …

:)

Con su sonrisa cambio mi mundo, mis días, mis horas, Hasta los minutos se hicieron eternos con solo ver asomar esos labios arquear,

Usted no sabe lo que causó
la pérdida a todo conocimiento de control en mi,
hasta mi estructura se me perdió de las manos,
entró así sin mas, destilando luces de colores con esos hermosos labios despampanantes.

Así sin mas, solo su sonrisa fue la causante de este corazón desbordar,
E inexplicablemente hasta la locura la he llegado amar...

Carta de amor abierta a la Taylor

Recuerdo perfectamente la primera vez que te vi. Era una noche calurosa de septiembre en Managua, de esas de prórroga del verano. Estaba en una fiesta en casa de mi amigo Luis justo cuando apareciste en su desproporcionado televisor de plasma con tu canción 'Never ever back together'.

Llevabas unas gafas enormes, que te daban cierto aspecto nerdie, y vestías un pijama (vamos, creo que eso era un pijama pero es posible que fuera la nueva colección de algún diseñador de moda y que aquello que llevabas puesto se tratara del nuevo outfit urbano estrella de la temporada. Uno ya no se puede fiar nunca). Tenías el pelo recogido en un coleta.Labios rojos. Parecías la hermana universitaria de un amigo en una fiesta de pijamas. O la prima yanqui de Russian Red.

Y fue un flechazo. 
"-¿Quién es esta? –pregunté curioso señalando al televisor"
No te voy a mentir, Taylor. No antes de empezar lo nuestro. No te había visto nunca. Y he de decir que hasta ese momento siempre había ten…