Subscribe:

octubre 28, 2013

Estamos trabajando....


Estaremos de regreso en noviembre… si acaso. 

abril 25, 2013

Clasificados: Wing Boy Profesional a sus Ordenes

Mañana es Viernes ¿Salís y quieres conseguirte una pollita guapa para la noche, para la semana, para la vida? Aquí la receta para el éxito. Presta atención.

Mi método es simple:

Necesitás la ayuda de una amig@. Tu Wing Girl/Boy. 
  • Ubica junto con tu Wing Girl a tu victima  la chavala que te gustó del lugar. 
  • Sepárense
  • Tu amiga caminará hacia tu chavala y le va a comenzar a platicar con una de estas frases infalibles:
  • Me encanta tu vestido, ¿Dónde lo compraste?-
  • Te me haces conocida, ¿Trabajaste en *Sitel*,*BAC*,*#Whateverseleocurra*?
  • -Hola, fíjate que sos idéntica a mi prima hermana. ¡Sos el vivo retrato!
De ahí entablan una plática. Obvio, tu chavala empieza a darle su nombre a tu amiga. Le cuenta de dónde es, si tiene novio y platican. 

Vos a los 5 minutos (Ni un minuto antes y tampoco te tardes que a mí me pasó que pasé hablándole a una mae de mangas de vestidos por 10 minutos hasta que se me corrió y todas sus amigas pensaban que era crazy sleeves boy, llegás donde tu amiga con un trago para ella. Le decís: - Eh bruta amiga, tu trago-

Ella te da las gracias y te dice: -Fulano, te presento a Fulana. La acabo de conocer. Es de Alemania, Rumania, Checoslovaquia (de esas no hay aquí), del Dimitrov ;) y está haciendo su pasantía aquí. Toca el piano como vos.-

Platican los 3 por 2 minutos. No más y tu amiga le toca disculparse un momento porque tiene que ir al baño. Le dice a la Dimitroviana que sostenga su trago, que ya viene y los deja solos. 

Te toca meterle plática. Si la chavala se aburre o vos lo haces  búscate a la segunda opción de la noche. Empezar todos los pasos de nuevo.

Este sistema funciona 100% de la veces. Yo me volví famoso en San Juan del Sur.


abril 15, 2013

TV OFFER: El Chapado a la Antigua Moderno

¿Estás cansada de que tu pareja solo quiera salir con los amigos? ¿Querés que tu novio te regale una flor? ¿Estás harta de que se porte fresco con otras chavalas y te diga que son sus amiguitas nada más? ¿Querés que te postee cosas románticas a tu Feisbuk? ¿Harta ya de que pase colgado con quien sabe que prosti sin oficio en su celular?


Pues bien, querida amiga del alma mía, pará de SUFRIR! Y no, con esto no me refiero a que te vayás a meter al templo mayor de donde fue el cine cabrera 2 al sur. Sino más bien que adquirás este nuevo producto que te venimos ofreciendo:



''EL CHAPADO A LA ANTIGUA MODERNO''

Si, compañerita de penas, ha llegado lo que has estado esperando. No más reclamos por no estar lista a tiempo, no más escándalos de celos, no más sospechas de amoríos, no más comparaciones con otras! Ahora, con tu Chapado a la Antigua Moderno, podés mandár al cojudo que tenés monopolizando el control remoto de la tele a buscar a la abuelita de Hitler !!! 

El Chapado a la Antigua Moderno viene equipado con frases dulces y está programado para hacerte sentir como Lady D en los tiempos de Dodi AL-Fayed. Le gusta cocinarte y llenarte de mimos. Es bueno a las matemáticas y especialista en letras. Baila la Macarena mejor que Los Del Río y te dá más vueltas salseras que Chayanne. Se rie de tu chiste (el único de tu repertorio), aquel chiste del chompipe que se pica con el bolito y al final se vuelven broderes. Es atento con tu bis-abuela y le trae croquetas a tu hamster. Está programado para ver feas a todas las mujeres que se le acerquen y para caerles de maravilla a tus amiguis. Recuerda aniversarios de mes, de año, del día que te besó por primera vez, del día que lo invitaste a una pizza por primera vez... etc. 

Fantástico, no? Pues no te podés perder esta oportunidad de decirle al Nazi que se dice llamar tu novio, que se meta una patineta en el reverendo hoyo del orto ojete y que ruede hacia el inframundo. Llamá YA!

Y si llamás durante los próximos 10 años, tu Chapado a la Antigua Moderno te va regalar GRATIS un anillo  de compromiso de diamante imitación de calidad sellada. Y ESO NO ES TODO!!!  También vamos a incluir un chip de los 'Quehaceres' de la casa. Si! Así como lee, y lea bien! Su novio va a plancharle y a lavarle los chones blumeres!!! 

¿Quiere un masaje de pies y su novio no los toca ni con la mano de Shrek? El Chapado a la Antigua Moderno sabe hacer shiatzu y el French manicure! 

¿Quiere que le lleven serenata? El Chapado a la Antigua Moderno sabe tocar hasta marimba y viene equipado con una memoria que USTED MISMA puede cargarle con sus tracks favoritos. No habrá complacencia musical que él no pueda satisfacer!

LLAME YA!

PS. Happy Birthday 

abril 06, 2013

DE REGRESO A LA MALA VIDA...

Por mi madre, si yo tenía un blog. Que cabeza la mía. Pero ¿cómo no me avisa nadie de estas cosas? Bueno, la verdad es que si que me acordaba un poco de que tengo un blog, lo que pasa es que como ya lo ha estado comentando el mono al que le pago para que maneje mi cuenta de Twitter, he estado trabajando un montón y no me había podido ocupar de esto. Y lo malo de cuando trabajo mucho es que después no me quedan ganas de pasarme más horas frente a la compu, así que se puede decir que casi ni me metido en internet. Para empeorar la cosa, estoy haciendo un curso de un idioma absurdo (algo así como el elfo pero menos útil) que me ocupa muchísimo tiempo libre. ¿Que le voy a hacer? Pegue es pegue. Como compensación por este desagravio a ese mar de lectores de este blog (cinco personas), voy a hablar un poco de una de las cosas que más me molestan en general LA MALA CULTURA MUSICAL.


Hace mucho, mucho tiempo que no tenía tantas ganas de cruzarle la cara a alguien, pero de darle un revés de derecha así, con la mano volteada, ¡Zas! En toda la boca!

Les expongo la situación:

Domingo 31 de marzo, tomando unas cervecitas Coca Cola con mis prim@s cerca de su casa. Entre ellas, una prima (que no es LaVane) muy divertida que tengo, 4x – 15 ≤ 2x + 21 años más vieja que yo, y que siempre me ha caído muy bien.

En esto que a los del bar les da por poner pop-rock español, y ponen la de “Sin Aliento” de Danza Invisible. Y va mi prima y suelta “Que buena que era esta canción de Duncan Dhu”. No hace falta leerse El arte de la Guerra para saber que hay batallas en las que es absurdo meterse, y pasé de hacerle ver su error. Todos nos reíamos, y nadie lo hizo.

Al rato, ponen otra canción más rockera, y allá va mi prima “¡Me encanta esta canción! No sé si era de Tequila o de Nacha Pop!”, a lo que yo respondo, para sorpresa general “Pues yo no la he escuchado en mi vida”.

Y en ese momento, mi prima me mira de reojo, arruga la nariz en plan “Este bar huele a ajo” y me suelta “¡Qué falta de cultura musical!”

¿¿¿ PEEEEEEERRRRRDOOOOONNN???

¿¿VOS, que crees que “Sin aliento” es de Duncan Dhu; VOS, que tanto te gusta esa otra canción y ni siquiera sabes de quién putas es… VOS me decis A MÍ, que hace poco estuve en el Teatro viendo la clausura de la X temporada de música clásica; A MÍ, que me acabo de descargar conseguir el Rienzi de Wagner en versión de concierto… VOS me decis A MÍ “¡Qué falta de cultura musical!”??

¡Mirá, andate a la mierda niñata cabrona! ¡Pero que putas te has creído! ¿Estás apendejada o qué te pasa? ¿Sos idiota? ¿Vos vas a darme lecciones de algo? ¿A mí? ¿Pero estamos todos locos o qué? ¿“Falta de cultura musical”? ¿Vos a mí, renacuajo insolente? ¿Pero qué locura es esta?

Aaaaargh!! Yo la maatooooo!!!

Para que se hagan una idea de la furia que me invadía en ese momento, pueden imaginarme más o menos así:


Tuve un compañero cuando trabajé en “El Antro” que un día me dijo, con cariño y una gran sonrisa, “Te voy a meter un galletazo que no vas a pasar hambre en el camino”… ¡Qué gran frase! Eso es lo que le hubiera calzado a mi prima hoy, pero literalmente.

¿Que “cómo sos Rich”? Ya. ¿Que exagero? Pues me vale. ¿Que les parezco un snob y un clasista y un no-sé-qué? Pues me vale también. En ese momento me valía todo, porque me sentó como una patada en los mismísimos… Hijelagran…



Va pue, ya me desahogue un poco. A seguir con lo mío.

febrero 14, 2013

E$te blog l€$ d€$€a F€liz $an Val€ntín


Un año más y estamos en  la fecha  que tanto aterra a los novios primerizos. No, no hablo de la de conocer a los padres de él/ella (que también asusta). Hablo de San Valentín.
San Valentín es una fiesta que, como todo el mundo sabe, se la inventaron las tiendas (y en concreto una cuyo nombre empieza por ‘Wal‘ y termina en ‘Mart‘) lo que ha servido desde entonces para que ratas de toda clase se ahorren dar regalos con el pretexto de no depender de una fecha impuesta para fomentar el consumismo. Claro que esas mismas ratas después no andan por ahí diciendo “Mirá, hoy vi este juego de collar y chapas en ReciklArte y me acordé de vos” un 13 de marzo. Así que ratas,  no me jodan.
Eso sí, hay ciertas pautas a la hora de celebrar San Valentín. Lo primero sería la cena. La cena es obligatoria. Es más, casi diría que, como no haya cena, te podes ir despidiendo de todo. Pero tampoco una cena normal. Olvídate de una hamburguesa de Matrix o una pizza grasosa. Aunque a tu chavala le guste la comida basura, hoy en la noche toca algo elegante. Si las servilletas son de papel, vas mal. Si hay velitas, vas bien. Y así todo.
Otra cosa es el regalo. El regalo tiene que ser romántico. Pero romántico de que te cagas. Tiene que ser una cosa tan cursi como para hacer vomitar a un osito cariñosito. Algo que haga que “Mi pequeño pony” parezcan las bestias en las que vienen montados los cuatro jinetes del Apocalipsis. Cuanto más rosado, con más corazones, y con más lacitos, mejor. Puede ser que  hayas visto un conjunto super obsceno – plan porno en un sexshop y te morís por regalárselo, pero hacedme caso, hoy no es el día. Eso mejor para el cumpleaños. O incluso en navidad, que hay cosas bien navideñas. Ahora, para San Valentín, no es el caso. Por supuesto también hay que descartar electrodomésticos (una plancha ni se te ocurra, que el daño te lo vas a ocasionar vos mismo), aparatos para depilar y en general cualquier cosa con utilidad práctica. Si lo ves y pensas “Esto me gustaría que se autodestruyera a los veinte minutos de regalárselo” es perfecto.
Por último está el tono. Acordate de ser cursi todo el tiempo. Este es el megabacanal de la cursilería. Tenés que ser romántico nivel: Clint Eastwood te daría palo hasta por debajo de la lengua si te viera. Si te parece queJohn Wayne se está revolcando en su tumba, vas por buen camino, segui así.
Y luego ya, te la llevas a alguna parte y rematas la fiesta cogiendo fornicando salvajemente, que es como se celebran estas cosas. Ahora, eso ya casi diria que lo hagas normal, que lo de hacer el amor* esta bien en las pelis, pero a las mujeres lo que les gusta es que se las cojan, forniquen, amen, digan lo que digan.
Bueno, que conste que todas estas recomendaciones son para pollos esferoidales empacados al vacío una novia estándar con gustos estándar. Si por alguna casualidad tu novia es una motociclista llena de tatuajes o una gótica adoradora de Satanas, es posible que esto no te funcione bien. Ahora, también te digo que hasta las “Yumas” mas rebeldes se enternecen un poquito con un peluche y una cena con velas por muy indiferentesque sean…
*por si alguien no lo sabe, hacer el amor es coger pero despacito. Que se los tengo que explicar todo…
Si la imagen te provoca arcadas es que no estás enamorado. Bueno, o sos normal, que también es posible.

enero 30, 2013

Kill Me vol. 1


A mí, en la vida, Tarantino, aunque me gusta, sólo me ha traído problemas y discusiones de pareja.

Esta es la primera entrega (y, basándome en mi constancia, seguramente también sea la última) a la que vamos a llamar: Kill Me vol. I

Yo andaba en plan “’¿somos o no somos?” con una chavala muy guapa a la que vamos a llamar Uma (pero le vamos a decir nada porque se enoja todavía más) y, una noche, me preparó una cena-romántica-sorpresa- de lujo… Qué a mi poco me gustan las sorpresas, señor dios, pero muy poco.

Sospechaba que tramaba algo porque me tiraba indirectas tipo: “¿Qué vas a hacer el miércoles que viene?“, “No hagas planes para el miércoles que viene“, “Los miércoles son días para hacer nada“. “El miércoles que viene, el miércoles que viene…”

Pero tengo la misma capacidad de concentración que una cuchara y no me dio tiempo para atar cabos: “¿Qué será lo que va a pasar el miércoles que vi… ¡Oye! ¿y esta canción? Ala, se escucha best… Uh, creo que me está dando hambre, ¿ya es hora de comer?” Y así, en bucle.

El miércoles yo volvía a managua después de un viaje horrible, compañeros de asientos que no movieron el culo en ninguno de los trayectos, bus lleno, retrasos y problemas. Llegué a la horrible Managua que no sabía ni cómo me llamaba y con ganas de quemar tres barrios.

Yo ni me acordaba que era miércoles ¿para qué voy a mentir? Y aunque me hubiera acordado de que era miércoles, no me hubiera acordado que era el día del que Uma hablaba tanto. Ahora sí, ahora ya no se me olvida.

Llegué a la casa, me puse pijama, pedí una pizza y me puse Kill Bill en la compu. Kill Bill hace que el mundo me parezca un lugar mejor y la pizza mientras la veo me equilibra el karma cuando lo ando en negativo. Pensé: “Voy a poner en silencio el teléfono, que la gente es mucho de joder y yo hoy no estoy para mierdas saliva de unicornio“. Y eso que la gente que me conoce sabe que ODIO PROFUNDAMENTE hablar por teléfono, pero llaman igual. De hecho, desde el whatsapp, mi vida dió un salto cualitativo, los árboles se ven más verdes y el cielo es más azul. No, pues todavía hay gente que sigue llamando.

Pensaba hablar con Uma en cuanto terminara la peli, que ya estaría descansado y de mejor humor, pero necesitaba un rato sólo después de los dos días de viaje con semejante caterva de salvajes-viejas glorias que no pararon de decir: “Anda vos, que sos joven, jajaja!“, “Hacelo vos, que tenés bien las piernas, jajaja!“, “Hacelo vos que todavía tenés mucha energía, jajaja!“. Pues me voy a cagar quejar en sus putas bellas madres, que como soy joven tengo una lengua… jajaja!

En fin, abracé mi almohada y me puse la peli, no eran más de las 9. No llegué despierto ni a la masacre de la capilla. Me quedé dormido con un pedazo de pizza en el pecho.

Me despertó un timbrazo horrorosamente largo. ¿Qué es eso? ¿El fijo? Ah, no, si no hay… ¿Un camión de bomberos? No parece… ¿La puerta? ¡La puerta! Dios, ¡fuego! ¡Tiene que ser fuego! Corrí a abrirla y allí estaba Uma. Bueno, parecía Uma, pero también parecía Pamela Voorhees.

– ¡Uma, viniste! – dije con alegría.

– Qué observador… – dijo entrando y mirando la cama y la compu con recelo.

– Uh, qué te pasa?

- Hoy es miércoles Rich.

– Bueno pero, no te pongas así, peores son los lunes.

- Te dije que me llamaras el miércoles en cuanto llegaras ¿no?

- Pues claro, si iba a llamarte. – pensé en mis adentros: “Me va a mandar a la mierda. O a matar. O a mandarme a la mierda y después matarme”.

- Ya es jueves, es la una de la mañana.

– …Se ve que me quedé dormido…

– Tenía reservación en “lugarqueteencantasperonuncavamosporquelacuentanoshacellorar”.

– …

- Y estas entradas para ver el concierto. – tira dos entradas al piso.

– …

– ¿Te importaría decir algo, Rich? Y… ¿Qué putas tenes en la cara?

– Pizza…

:_____(

* Actualmente, Uma lleva año y medio viviendo con su novio, un broder genial y con una memoria de elefante.

* Yo, sigo soltero y engullendo pizzas como si me las fueran a quitar.

enero 01, 2013

Mi otra Lista (La de las Ocasiones Perdidas)



Que yo no soy un Don Juan, lo sabe todo el que me conoce, es más, cada vez que estoy frente a una mujer (me sienta atraído por ella o no) me termino poniendo irremediablemente nervioso y bastante estúpido, una combinación entre el Teletubbie rojo y Patricio de Bob Esponja. No quiero profundizar mucho tampoco, porque donde pongo el ojo meto la pata como soy un ser tímido y sensible, raramente me acerco a las mujeres con esa intención de tirarles el cuento, en ocasiones pienso en hacerlo, pero solo les miro fijamente a los pechos mientras babeo un poquito; eso sí no digo nada por no incomodarlas. (creo que todo esto ya lo había dicho antes en un post anterior (?????????)).

Bueno, creo que hoy voy a hacer un auto escarnio de las mejores ocasiones que he perdido. Son esas mujeres que por un motivo u otro se me fueron y que ahora mismo recuerdo.


La guapa del Colegio: Desde aquí, ya se deduce del contexto que yo era un chavalito sin experiencia, pero la verdad es que me gustaba hasta ese punto en que consideras que no sos digno ni de hablar con ella y ya te parece demasiado que te considere su broder y se ría de tus chistes. La verdad es que la vi tiempo después y me di cuenta de que era absolutamente humana (hasta donde pude ver) pero en aquel momento no me lo parecía. Lo curioso está en que justo antes de que la estrella de "basket" del colegio la descubriera y se la quedara para siempre, salía con lo más parecido a Gollum que había en clase. Hasta que la dejó (¡él!). Que si yo hubiera sido un más poco más buitre y aprovechado vivo, aquél hubiera sido un momento maravilloso para presionar un poquito poner el hombro para que llorara en él, pero la verdad es que ni lo intenté. Una pena, era un encanto de mujer (tiempo después supe que medio colegio estaba enamorado en secreto de ella; y yo creyendo que era original). 


La guapa de la Universidad: Bueno, aquí voy a reconocer que no tenía ni la más mínima posibilidad. Es como si hubiera estudiado yo con María Sharapova o Mónica Bellucci (que seguramente son muy humanas y conocían gente antes de ser famosas). Esta no se ha hecho famosa, pero estaba a ese nivel. Lo que pasa es que era lo que los gringos llaman “chica de la puerta de al lado” es decir, totalmente normal e incluso simpática (si, lo siento, pero los hombres no estamos acostumbrados a que las mujeres guapas se comporten normalmente*). Por una de esas casualidades trabajaba en la oficina de un amigo mío a la que yo iba de vez en cuando y la primera vez que me dijo “huy, vos vas a clase conmigo, ¿no?” casi me da un infarto. En una peli hubiera sido la frase de entrada para una relación muy bonita, pero yo en ese instante solo fui capaz de saludarla cuando la veía y cruzar comentarios ocasionales con su vecina de escritorio. ¿Saben cuando creen que están en otro nivel? Ahora creo que es un poco, tonto rayando en lo absurdo, pero en aquel entonces aquello era como si hubiéramos sido de especies distintas…

La del Interlocal: Este es un caso exclusivo. No se trataba de que fuera guapa, es que por algún motivo la encontraba irresistiblemente atractiva. En realidad no debería estar en esta lista, porque no lo lamento, y es que yo tengo una preocupante tendencia a que me atraigan las mujeres manifiestamente locas y sospecho que esta lo estaba. De hecho, estuvimos a una cerveza coca-cola de que efectivamente pasara algo . Hubiera sido extraño, ella, -sin yo saberlo- estaba a punto de casarse con un broder que había ido al colegio conmigo. Bueno, al final no pasó y seguro que fue mucho mejor para los dos. Pero a veces, todavía me acuerdo de ella… 

La amiga de la primaria. Vuelvo atrás para retomar a una de la que ni entonces me di cuenta. Me llevó años descubrir de que me hubiera encantado salir con mi mejor amiga del colegio. Me di cuenta porque al final el tipo de mujeres que me atraían era muy afín con ella, sí no físicamente, sí en cuanto a personalidad. Todo lo que puedo decir es que fuimos buenos amigos y no sufrí nada por ello, incluso a pesar de que me contaba cada desilusión o cada conquista. Diez años después me hubiera enterado de que en realidad yo no la quería como amiga, pero en aquel momento ni cuenta me di (si alguien piensa que no tuvimos nada porque no estaba buena, tengo que decir que sí que lo estaba, lo que pasa es que yo la veía más como amiga y siempre he sabido respetar eso; en cualquier caso ella también me miraba como amigo, hubiera dado lo mismo, supongo).

Bueno pues, con esto ya sufrí. Que ver el balance de mierda que llevo tampoco es alentador. En la próxima les hablo del superamigo de las mujeres… bueno, mejor no digo nada, que después me hacen hablar de ello.